Complemento de enfermedad o accidente

Por convenio colectivo, puede complementarse el subsidio derivado de IT a cargo de las empresas hasta un determinado porcentaje del salario que el trabajador perciba en caso de estar en activo. La responsabilidad del pago de este complemento es exigible únicamente al empleador, sin que exista responsabilidad subsidiaria de la mutua o del INSS (TSJ Castilla-La Mancha 18-11-94).



Para determinar qué conceptos se han de abonar para complementar dicho subsidio, se ha de estar a la redacción de cada convenio. Así pueden referirse:

– al 100% de los ingresos fijos, sin que se consideren incluidos los pluses de turnicidad, nocturnidad o festividad, que se perciben, de forma variable, por la realización del trabajo en esas condiciones (TS 24-10-95)

– a los ingresos normales (TS 22-12-94)

– al salario real, computándose todos los conceptos salariales, tanto fijos como variables percibidos en el momento anterior a la baja (TSJ Cataluña 20-11-01) incluida, por tanto, la parte correspondiente al plus de nocturnidad, festivos y domingos (TSJ Castilla-La Mancha 19-6-00); el complemento de turnicidad y nocturnidad (TS 31-5-06); y el plus de asistencia aunque sólo esté previsto para días realmente trabajados (TSJ Canarias 31-5-94); en contra excluyendo el plus transporte que está subordinado al trabajo efectivo (TSJ Granada 23-10-91); o los complementos por trabajo en festivos o por horas extras, salvo que se haya establecido lo contrario (TS 26-9-02);

– o se aplica el complemento sólo para las situaciones derivadas de accidente de trabajo (TSJ Sta. Cruz de Tenerife 15-9-04).

Se incluyen, asimismo, las pagas extraordinarias, y el trabajador durante la situación de IT debe percibir la misma cantidad que le correspondería de permanecer en activo, sin que tal percibo quede limitado al período de 18 meses como duración máxima de la situación de IT, si ésta ha sido extraordinariamente prorrogada (TSJ Cataluña 27-4-01). Ahora bien, la forma de abonar la mejora puede ser, bien haciéndolo todos los meses complementando lo que perciba el trabajador de la Seguridad Social con la diferencia hasta sus retribuciones mensuales normales más la parte proporcional de pagas extraordinarias, con lo que cuando termine la incapacidad temporal las primeras de tales pagas que se abonen sólo comprenderán la parte que corresponda al tiempo efectivamente trabajado; o bien complementando la prestación que el trabajador perciba de la Seguridad Social sólo hasta las retribuciones mensuales normales, en cuyo caso en los meses en que correspondan pagas extraordinarias habrá que abonarle dichas pagas restándole la parte que a ellas corresponda en la prestación (TSJ Extremadura 1-2-06).

Cuando se reconoce posteriormente una incapacidad permanente total con efectos retroactivos, no procede el reintegro del complemento que la empresa pueda haber abonado durante la IT (TS 8-7-97; 14-7-97). En cambio, sí procede dicho reintegro cuando se reconoce al trabajador una incapacidad permanente absoluta con derecho al 100% de la base reguladora (TS unif doctrina 19-6-00; 24-10-05).
Si durante la percepción de la IT junto con la mejora voluntaria de prestaciones, que tiene por objeto el complemento del subsidio de incapacidad temporal hasta el 100% del salario, se produce una novación contractual (relación especial alta dirección a relación laboral común), el complemento a abonar no puede tomar como referencia los salarios de la relación especial extinguida, sino los correspondientes al contrato en vigor (TSJ Asturias 15-3-02).
La obligación de complementar la prestación finaliza cuando se extingue el contrato de trabajo (TSJ Extremadura 31-3-03).

Deja un comentario