Excedencia forzosa por cargo público o sindical

La excedencia forzosa es una de las causas de suspensión de la relación laboral del art. 45.1.k ET, por lo tanto, y a diferencia de la excedencia voluntaria, conlleva la conservación del puesto de trabajo y el devengo de antigüedad.


Causas

El convenio colectivo podrá establecer otras causas de excedencia.

  • Designación o elección para cargo público que imposibilite la asistencia al trabajo (art. 46.1 ET); ejercicio de cargo público representativo (art. 45.1.f).
  • Cargos electivos a nivel provincial, autonómico o estatal, en organizaciones sindicales más representativas (art. 9.1.b LOLS).

Notas de la excedencia forzosa por cargo público

  • Cargo público no permanente, desempeñando una actividad política, no burocrática. Quedan fuera las relaciones de los funcionarios o el empleo laboral con la Administración.
  •  Cargo representativo, por designación política (para cargos con capacidad directiva en órganos de la gestión de los asuntos públicos: Defensor del Pueblo, Ministros, Subsecretarios, Secretarios Generales, etc. y equivalentes en las Administraciones autonómicas o locales, Delegados de Gobierno, etc) o elección de carácter popular (diputado, senador, etc).

En determinados supuestos también se han permitido excedencias forzosas por ocupar puestos temporales de asesoramiento de los políticos (asesores técnicos de los alcaldes, por ejemplo) STS 20.09.2000.

  • Cargo que imposibilite la asistencia al trabajo, por dedicación exclusiva o que por su condiciones (horario, lugar, etc). Por lo tanto se permite compatibilizarlo, siempre que sea posible.

Esta última nota característica tiene una consecuencia curiosa, en lo que respecta a los concejales de los municipios. En este caso para poder compatibilizarlo se establece en el art. 37.3.d ET la posibilidad de que el trabajador disfrute de permisos retribuidos, cuando su cargo no le posibilite asistir al trabajo. Para que no se abuse del tema, el empresario tiene la facultad de pasar al trabajador a la situación de excedencia, cuando el cargo suponga la ausencia del trabajo en más del 20% de las horas de su jornada laboral en un periodo de tres meses.

Notas de la excedencia por cargo sindical, según art. 9.1.b LOSL

  • Cargo sindical electivo, que pueden decidir sobre la política sindical y se llegue a través de elecciones internas dentro de los sindicatos.
  • Cargo provincial, autonómico o estatal. Por lo tanto, el cargo sindical de un ámbito inferior a la provincia tendrá que pactar con el empresario, a falta de regulación convencional, o pedir una excedencia voluntaria.
  •  Cargo en organización sindical más representativa. Habrá que tener en cuenta el art. 46.4 ET que dice que “podrán solicitar su paso a la situación de excedencia en la empresa los trabajadores que ejerzan funciones sindicales de ámbito provincial o superior mientras dure el ejercicio de su cargo representativo”, pero, entendemos, sería una excedencia voluntaria, sin derecho a reserva de puesto ni antigüedad.

Duración

La duración de las excedencias forzosas coincidirá con la duración del cargo que la origine. Por lo tanto habrá que ver las normas específicas de cada cargo o los estatutos del sindicato.

Si el trabajador encadena varios cargos, habrá que prorrogar la excedencia pero también puede pasar que se acabe antes de tiempo por que se extinga el cargo o por renuncia del trabajador.

Solicitud

El estatuto de los trabajadores no especifica nada al respecto. Pero es lógico pensar que habrá que solicitarlo a la empresa, adjuntando la documentación que la justifique, siendo exigido por algunos convenios colectivos.

Efectos

  • Devengo de antigüedad: el tiempo que se permanezca en esta situación se estará devengando antigüedad con efectos salariales, para ascensos e indemnizaciones por despido.
  • Reserva del puesto de trabajo

– Puede reincorporarse inmediatamente, sin que tenga que existir vacante. El puesto a cubrir, en principio, debe ser el mismo que se dejó, aunque la jurisprudencia ha permitido que se ocupe otro similar, cuando el suyo se haya amortizado.

– La reincorporación la tendrá que solicitar el trabajador, una vez cese en el cargo. Pero hay que tener en cuenta que los cargos electivos no cesan con las nuevas elecciones, sino una vez que ocupe el cargo la persona elegida.

– Si el empresario se niega a readmitirlo, se considera despido.

Deja un comentario